Avistamiento de las viajeras sin maleta, las ballenas jorobadas

Escrito por: @damh92

Cuando trabajas entre la naturaleza nunca estás preparado para lo que puedas encontrar, es tan cambiante, tan única, tan irreemplazable que admiras y aprecias cada una de las sorpresas que te da.

El hacer avistamiento de ballenas jorobadas lo puedo describir como una sensación increíble. Te das cuenta de la grandeza de la naturaleza apreciando a estos mamíferos gigantes que viven en el fondo del océano, contemplas su nobleza al ver la entrega que tienen por sus crías y simplemente te sumerges en su mundo, la paz que transmiten y la importancia de su estadía aquí. No sé cuántas veces las he visto, pero cada encuentro con ellas es estar a la expectativa del regalo que te van a dar.


Imagen 1. Navegando con delfines.

Después de viajar 8.000 kilómetros desde el polo sur, derrotar a sus depredadores, sobrevivir a la caza ilegal, salir a salvo del encuentro con los barcos cargueros y luchar contra el plástico en el océano y la contaminación en general que hay en éste, comprendes la trascendencia de su viaje hasta el pacífico colombiano, ecuatoriano y panameño, donde escogen la calidez de sus aguas para realizar sus rituales de cortejo, apareamiento y reproducción. Es por eso que de este santuario natural depende la supervivencia de su especie.

Cuando llegan a esta región a dar a luz, dejan de alimentarse y por amamantar a su cría pueden perder hasta 20 toneladas de las 45 que pueden llegar a pesar. La tarea de su madre es enseñarles a sobrevivir, a usar su cola para combatir a sus depredadores y a usar la fuerza de sus saltos para desarrollar sus músculos y también para deshacerse de los parásitos que recogen en su viaje, mientras únicamente los alimenta con leche materna, para que cojan fuerzas y estén listos para sobrevivir su primer viaje al polo sur.

Imagen 2. Ballena saltando junto a su ballenato

La ballena siempre viaja acompañando a su ballenato, aunque ella solo salga a respirar cada 30 minutos, siempre está debajo de él, le enseña a conservar su equilibrio cuando nada sosteniéndolo con su joroba. Es algo que se puede ver desde la superficie, como el ballenato nada de lado y se va enderezando, y como empieza a explorar su cuerpo y su entorno, dando vueltas y haciendo piruetas mientras su mamá cuida de él.

¿Cómo se hace un avistamiento?

El avistamiento depende de todos los integrantes de la lancha, cada uno toma un lado y se encarga de el, cuando se vea el primer soplo nos dirigimos hacia allá. Este se puede identificar porque tiene una altura de más o menos 3 metros y su sonido también es tan fuerte como fugaz.

Imagen 3. Ballena soplando en Bahía Málaga.

 

Se decide si seguir a un grupo de ballenas o no dependiendo de la actitud que ellas toman. Hay algunas que se quedan tranquilas y empiezan a dar su mejor espectáculo, como existen otras que pueden ser más maduras y empiezan a avanzar rápidamente. Siempre se escogen aquellas que se vean tranquilas con la lancha, la cual jamás apaga sus motores para anunciarle a la ballena que es una embarcación y así no se sienta amenazada.

Cuando el ballenato es muy pequeño también es muy curioso y aunque respetamos el límite que establece parques naturales de estar a 200 metros de distancia de las ballenas, él se acerca a la embarcación para conocer y explorar algo nuevo para el.

 

¿Por qué aquí se pueden ver?

Según el registro de Parques Nacionales Naturales y de Conservación Colombia entre 474 a 1.167 ballenas visitan el área protegida de Uramba Bahía Málaga y se registran entre 90 y 327 nacimientos en cada temporada.

Curiosamente el lugar donde nacen las ballenas es el mismo lugar en el que deciden llevar a cabo su etapa reproductiva y por las condiciones de la tranquilidad de la Bahía este resulta ser uno de los espacios preferidos para pasar esta etapa de su vida.

Por otro lado, el avistamiento se puede realizar en estas aguas por lo poco desarrollados que sus pulmones se encuentran. De no ser así, sería muy difícil identificar un soplo en la superficie y hacerle un seguimiento a este ya que la frecuencia sería de más o menos 30 minutos.

Imagen 4. Ballenato saltando

Las ballenas no son monógamas, sin embargo deciden con quién quieren tener sus crías. El ritual de apareamiento consiste en que los machos las cortejan con sus cantos y aquel que le parezca más atractivo resulta siendo su pareja. Se pueden ver bandadas de 10 machos conquistando una hembra, hasta que ella elige su pareja y empiezan a nadar entrando a la Bahía para procrear a su ballenato que nacerá un año después.

Han sido tres temporadas de ballenas las que he vivido y aun no me canso de verlas. Yo creo que en cada encuentro las ballenas te regalan lo mejor que tienen, todo depende de tu actitud y el respeto que le tengas a la naturaleza y ella te va a dar una buena recompensa. Esta es una manera de apreciar los detalles pequeños que te da la vida, te llenan el alma, te sanan y te abren a mejores cosas que puedan llegar.

 

Curiosidades balleneras

  • Su cola es única como nuestra huella digital
  • No tiene dientes, tiene barbas que son del mismo material que nuestras uñas
  • Cuando los depredadores las atacan solo se comen su lengua, ya que el 90% de su peso es grasa y gran parte de su carne se encuentra en este órgano.
  • No se puede nadar con ellas, sus parásitos pueden ser cortantes, su piel la describen como una lija y la fuerza con la que se sumergen puede llevarte a lo más profundo del mar sin controlar la presión lo cual puede ser mortal. Es bueno bucear en zonas cercanas a ellas para escuchar como sus cantos viajan a través del mar.

Conoce más y vive esta temporada de ballenas hasta el 16 de octubre de 2017 con nosotros aquí.

Comments

Deja un comentario