Buenaventura, entre mitos y contrastes

Por: Damaris Molina Hernández
@damh92

Hay dos caras de Buenaventura, la que cuentan los medios y la que ven los viajeros. Aquí les dejo lo que es Buenaventura para mí.

Les puedo contar lo que conozco y he visto de Buenaventura: aquí queda el puerto más importante que tiene Colombia y de hecho, de Latinoamérica en el océano Pacífico. También es el municipio más grande del Valle del Cauca, tiene cuatro tipos de pisos térmicos, cuenta con comunidades indígenas y una biodiversidad compuesta por más o menos 1400 especies animales y vegetales. Sus comunidades tienen costumbres que han perdurado a través del tiempo, las mismas que a pesar de los problemas, contagian su alegría a quienes visitan su región y les hacen entender que la vida va más allá de las cosas materiales. Para mí así es Buenaventura.

Pero para muchos colombianos Buenaventura es un mundo totalmente diferente e intocable. Esto gracias a los medios, encargados de transmitir alrededor de Colombia las cifras de los crímenes cometidos y no de su oferta turística. Para muchos en Buenaventura solo existe un puerto y mucha pobreza, pero allá no hay nada que hacer por la inseguridad. Es por eso que el colombiano promedio responde al extranjero que quiere ir allá: “¡por allá mejor no vaya! Por allá no hay nada para hacer, es muy peligroso y más para usted que no es de acá”.

Es muy raro, porque muchos extranjeros vienen a Colombia con ganas de conocer el Pacífico Colombiano, con una imagen muy diferente a la nuestra de las hermosas playas de Buenaventura y su biodiversidad. Pero somos nosotros mismos quienes los desmotivamos y sembramos ese miedo en esta región y mejor les recomendamos sitios más seguros como el Caribe, donde la pobreza esta escondida en la periferia de la ciudad y se muestran los lujos y excentricidades de la que solo el 0,6% de la población colombiana es dueña. Tal vez eso alimenta la brecha de desigualdad que caracteriza a nuestro país.

Playa de la barra

Pues bien, Buenaventura tiene bastante para mostrar. Estoy segura que cualquier extranjero o local se fascinaría con las cosas que solo puede ver en Juanchaco, Ladrilleros y La Barra, corregimientos de Buenaventura, donde los únicos medios de transporte son tuctuc (usado en la india), tractor, moto o caminar.

Luego cuando exploras el lugar y te encuentras en medio de la selva, casi siempre recorriendo caminos de herradura bordeados por orquídeas, ves como el verde es el color que prima en el lugar, escuchas los sonidos del viento, las palmeras, las aves y los animales que viven allí. De momento el ecosistema empieza a transformarse, hasta que ves frente a ti al imponente Pacífico con un azul profundo, sus aves marinas migratorias, algunos delfines siguiendo las corrientes de sus aguas, la extensión de sus playas hacia el norte y cómo la corriente marina se junta con el estero de La Barra.

Pero Buenaventura si tiene un problema muy grave que está afectando a la comunidad y a su flora y fauna: el tratamiento inadecuado de las basuras. Actualmente, ellos cuentan con un botadero en medio de la selva, lo cual deteriora la flora y fauna de la región, dando cabida a plagas y así afectando la calidad de vida de la comunidad por las posibles emergencias sanitarias que se puedan presentar. Pero va más allá, el Pacífico trae basura a estas playas de todas partes del mundo, lo cual afecta a las 1400 especies que conforman la biodiversidad de la región y para muchas de ellas el consumo de estos residuos puede ser fatal.

Niños juegan futbol en Juanchaco

Por esta razón, estoy trabajando en TripTrip, un emprendimiento que busca promover el turismo en zonas vulnerables de Colombia, para que así por medio de este las comunidades se puedan beneficiar y mejorar su calidad de vida, en este caso Juanchaco, Ladrilleros y La Barra.

TripTrip está impulsando un evento llamado “El Pacífico Somos Todos”, donde se busca recolectar los desechos que se encuentran en las playas de estos corregimientos junto a la comunidad, para así hacernos sentir y poder desarrollar un sistema donde ellos mismos puedan tratar sus residuos de una manera apropiada, ya sea con apoyo de entidades privadas o del Estado. Además, TripTrip incentiva a conocer la región por medio de las actividades de turismo de aventura, ofrece la posibilidad de compartir con la comunidad, aprender de su modo de vida, su riqueza ancestral, sus bebidas artesanales, su currulao y su exquisita gastronomía.

Lo que se busca es principalmente sensibilizar a los colombianos acerca de tres problemáticas: el desconocimiento de nuestro territorio y riqueza tanto cultural como en flora y fauna que nos pertenece a todos, las condiciones de vida de estas comunidades y, en tercer lugar, los problemas de la producción de plástico desenfrenada junto a sus consecuencias en nuestro planeta.

Entonces es cierto, Buenaventura no tiene mansiones ni hoteles de lujo para mostrar, tampoco carros ni yates ni nada de excentricidades y claramente no hacen parte de ese 0,6% de la población colombiana, pero sí tiene una riqueza cultural y natural que en estos días tiene más valor, por lo que preservarla es de vital importancia.

Les puedo asegurar que después de vivir en Cali por 2 meses, conocer extranjeros de todo el mundo y recomendándoles viajar a Buenaventura con o sin TripTrip, la respuesta de todos los que tomaron el riesgo fue absolutamente positiva. Muchos prefirieron conocer este modo de vida, donde sino llueve, no hay agua para bañarse, donde te puedes relajar y apreciar un atardecer solo con los sonidos de la naturaleza, donde la alegría invade las casas con sus bailes y cantos.

Así es la magia del Pacífico, un lugar desconocido por muchos pero que debemos conservar e impulsar para mejorar la calidad de vida de estas comunidades y hacerles creer a los más pequeños que la riqueza con la que cuentan es mucho mejor que la que pueden encontrar en una ciudad con oportunidades para unos pocos y con contaminación para todos.

Los invito a que conozcan y promuevan “El Pacífico Somos Todos con TripTrip” y que nos sigan en nuestras redes sociales como TripTrip,  porque creemos que juntos somos más.

Comments

Deja un comentario